Poema Fernando V en Guevara Romancero Alavés

Poema Fernando V en Guevara por Ricardo Becerro de Bengoa

LOs REYES CATÓLICOS

FERNANDO V EN GUEVARA
18 de Junio de 1476.
En la ciudad de Vitoria
está el rey Fernando quinto,
con cincuenta mil guerreros,
que en el llano ha repartido.
Va sobre Fuenterrabia,
á la que pusieron sitio,
por orden del rey de Francia,
cuarenta mil enemigos.
Alabeses y bizcainos
dieron á Guipúzcoa auxilio,
y aquella ciudad defiende
Juan de Gamboa el invicto.
Con el conde de Salinas,
de la provincia Merino,

Salazares y Lazcanos
marchan entre los caudillos.
No cede Fuenterrabia
por los esfuerzos unidos
de las tres nobles provincias
que tienen alli& sus hijos.
Es el señor de Guebara,
conde de Onate, don Iñigo,
el noble prócer que atiende
de la guerra á los arbitrios
y con el rey en Vitoria,
de las gentes que han venido
cuida, y prepara en su obsequio
los pueblos y los caminos.
En el cerro de Guebara
derruyó el baluarte antiguo,
y, de guerrera opulencia
haciendo alarde magnífico,
erigió sobre la cumbre
inespugnable castillo,
que es asombro de los pueblos,
que otro mejor nunca han visto.
Desde léjos se divisa,
con su torreon altivo,
con sus redondas almenas
y su doblado recinto.
A honrarlo con su visita,
al rey invita don Inigo,
que tal torre y tal alcázar
de un rey, sin duda, son dignos.
Hácia Guebara caminan,
entre cortejo escogido,

el rey y el conde escoltados
por numeroso gentio.
Los vasallos que á la guerra
van, custodian estendidos
por Ilirraza y Arbulo
y Mendijur, el camino.
En el señorial palacio,
del Zadorra sobre el rio,
Guebara ofrece al monarca
alojamiento dignisimo.
Despues, hasta el cerro suben,
y desde el nuevo castillo
contempla el rey en los llanos
alabeses, estendidos
por Vitoria y Salvatierra,
mas de cien pueblos distintos.
A la espalda alza gigante
la sierra los blancos picos,
del Araz y San Adrian,
por donde pasa escondido
entre la peñia Horadada,
de Francia cl alto camino.
Detris se ocultan de Arhnzazu
y Aitzgorri los bravos riscos,
y al pié está Onate, que sufre
de Guebara el señiorio.
Este es el rico condado
que hered6 y rige don Inigo
poderoso cual sus valles,
como sus peñas altivo.
Entre agasajos y fiestas,
no se olvida el rey solicitó

de los negocios urgentes
ni del público servicio,
y en la casa de Guebara
firma decretos distintos,
que son, al través del tiempo,
de ns visita testigos.
Cuando á seguir se dispone
del puerto el alto camino
Ysus gentes por Narbaja
y Calarreta han partido
recibe la alegre nueva
de que levantando el sitio
de Fuenterrabia, á Francia
los franceses han huido,
porque no quieren sin duda,
luchar con Fernando quinto
Este triunfo se celebra
en Guebara y su castillo,
y en Vitoria y su llanada
con festejos repetidos.
Los cincuenta mil guerreros
á sus hogares pacificos
regresan, ya que Guipúzcoa
tibró bien de su peligro.
Bien libró Fuenterrabia
por los esfuerzos unidos
de Guipúzcoa y de Bizcaya,
de Alaba y de sus caudillos.
Hasta hoy, las tres contra el moro
mandaron juntas sus hijos,
desde hoy, contra los franceses
juntas lucharán lo mismo,
que ha de ser Fuenterrabia,

en lucha de algunos siglos
de la independencia pátria
el baluarte más firmisimo.
Mejor que con sus murallas,
resistirá al enemigo
con los indomables pechos
de los euskaldunas inclitos.

57 thoughts on “Poema Fernando V en Guevara Romancero Alavés”
Leave a Comment